Cuba • contexto

Cuba - Contexto

La República de Cuba tiene una población de alrededor de 11 millones de habitantes, de los cuales más de dos millones viven en la capital, La Habana. La isla caribeña es un Estado socialista de trabajadores, independiente y soberano, organizado colectivamente en una República unitaria y democrática. En la más reciente clasificación del índice de desarrollo humano realizada por el PNUD, Cuba figura en el puesto número 72 de 189 países con una puntuación más alta de la media de los países de Centro y Latino América. Los sistemas educativos y sanitarios gratuitos han permitido el desarrollo de una población culta y con una esperanza de vida al nacer de 79 años. La economía cubana se ha visto afectada por el bloqueo impuesto por los Estados Unidos por más de 60 años, creando un fuerte impacto negativo en la seguridad alimentaria del país. Esta situación ha propiciado desarrollar estrechas relaciones económicas y comerciales primeramente con la Unión Soviética, luego con la República Popular China y recientemente con Venezuela.

Actualmente, Cuba está comprometida en un ambicioso proceso de reformas y modernización de los sectores claves de la economía y de la administración pública.

En el 2010, nuevas reformas se aplicaron en algunos sectores económicos, las cuales han permitido el ejercicio de la actividad económica privada a pequeña escala, introduciendo elementos de economía de mercado con el objetivo de reducir progresivamente el papel y las dimensiones del sector estatal y de racionalizar los gastos públicos, además de introducir la descentralización a nivel local. En este marco de reformas, el país ha alcanzado importantes resultados en lo social (salud, educación, apoyo a las personas de la tercera edad y a las personas con discapacidades) y donde se ha alcanzado un nivel importante de participación femenina (más del 53% de representación en el Parlamento) con diversas experiencias de éxito y buenas prácticas para compartir.

  • Superficie: 109,884 km²​
  • Población: 11.221.060
  • Población con menos de 15 años: 16.44%
  • Mortalidad infantil: 5,0
  • Expectativa de vida: 78,66 años
  • Tasa de alfabetización: 99.98%
  • Indice desarollo humano: 0.777

Cuba está entre los países que han sido incluidos más recientemente entre las prioridades geográficas de la Cooperación Italiana. Las relaciones bilaterales entre Italia y Cuba han sido reanudadas a través de una declaración conjunta suscrita en Roma el 15 de octubre de 2009. Mediante este acto se dio inicio al diálogo técnico para fijar el cuadro de referencia de las actividades de cooperación para el desarrollo de mutuo interés, y definir los ámbitos prioritarios a nivel de sector y de territorio de la cooperación italo-cubana.

En marzo de 2011 ha sido firmada en La Habana una Declaración de intenciones que ha marcado el inicio de una nueva fase en la cooperación bilateral, con una atención especial al desarrollo rural y a la seguridad alimentaria, a la tutela del patrimonio cultural a través de la importante colaboración con el Istituto Italo-Latinoamericano (IILA) y a la gobernanza de los territorios. La declaración también estableció como temas trasversales a todos los proyectos de cooperación la salvaguardia del medio ambiente, el enfoque de género y el empoderamiento de los jóvenes.

La sede AICS de La Habana, con competencia también sobre Colombia, está activa desde el 2017, según cuanto establecido por la deliberación del Comité n. 103/2016.

A partir de 1996 las relaciones entre Unión Europea y Cuba han sido reguladas por una Posición Común aprobada por el Consejo Europeo, que ha definido la línea de conducta europea. En 2014 ha comenzado el negociado para la firma de un Acuerdo de Dialogo Político y de Cooperación entre la UE y Cuba, que ha sido firmado en 2016 frente al Alta Representante para la política exterior de UE, Federica Mogherini. El Acuerdo representa el cuadro judicial e institucional de referencia de las relaciones bilaterales y, una vez obtenidas las ratificaciones necesarias, permitirá superar la Posición Común del 1996.

La sede de la AICS de La Habana trabaja de manera estrecha y constante con los socios cubanos. La colaboración entre la AICS y los entes locales permite un trabajo común y compartido en la identificación, elaboración y aplicación de las iniciativas. Los principales socios con los que trabajamos en sinergia son los ministerios y gobiernos locales, las empresas públicas locales, los centros de investigación, las universidades y las organizaciones de la sociedad civil. Por último, a través de nuestros programas e iniciativas de cooperación, nos proponemos fortalecer las capacidades de los agentes locales, como las instituciones públicas y las OSC locales. 

La nueva visión estratégica de la Cooperación italiana se basa sobre los principios de la Agenda 2030, dirigidos a la actuación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). En este contexto, la estrategia se centra en los pilares fundamentales identificados por el Gobierno cubano en el PNDES 2030 y se propone contribuir con un aporte propio al desarrollo económico y territorial del país. Cuba fue uno de los primeros países en
comprometerse con el cumplimiento de la Agenda 2030, desde su adopción por parte de la Asamblea General de las Naciones Unidas, en septiembre de 2015. Como parte integrante de la política del país, Cuba mantiene este compromiso y subraya la importancia de perseguir los
retos que enfrentan los países en vía de desarrollo, en particular, aquellos en situaciones puntuales. La implementación de la Agenda 2030 en Cuba converge con la preparación de una nueva estrategia de desarrollo con un enfoque sistémico, integral y sostenible, pensada a mediano y largo plazo: el Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta 2030. Uno de los retos principales para el país en la implementación de la Agenda 2030, será enfrentar las múltiples problemáticas causadas por el recrudecimiento del bloqueo económico, financiero y comercial de los Estados Unidos hacia Cuba por más de 60 años, en particular la reciente aplicación parcial del Título III de la Ley Helms-Burton, la cual refuerza la
naturaleza extraterritorial de las sanciones. A pesar de estos retos impuestos por el bloqueo, se reafirma el compromiso de Cuba en relación a la implementación de la Agenda 2030 y el cumplimento de los ODSs. La sede de la AICS de La Habana pretende fortalecer las prioridades definidas por el Gobierno cubano contribuyendo a la consecución en particular de los Objetivos de Desarrollo Sostenible: O2. “Poner fin al hambre”, O8. “Promover el crecimiento económico, sostenido e inclusivo” y O11. “Ciudades y comunidades sostenibles”, priorizados por el PNDES y transversalmente: O5. “la igualdad de género”, O10. “la reducción de las desigualdades” y O13. “la acción para el clima y la reducción de riesgos ambientales”.