conversión de la deuda

Firma de los acuerdos sobre la deuda

Italia, junto a otros 13 países miembros acreedores de Cuba y miembros del Club de París – Francia, España, Japón, Australia, Bélgica, Canadá, Dinamarca, Finlandia, Países Bajos, Reino Unido, Suecia y Suiza – firmó el 12 diciembre de 2015 un histórico acuerdo con Cuba para la reestructuración de la deuda de La Habana, que estaba en default desde 1986.

El acuerdo, proporcional a las capacidades financieras de Cuba, establece el tratamiento de una cantidad total de la deuda global hacia todos los países acreedores de 11,1 mil millones USD e incluye el pago en 18 años por los atrasos (alrededor de 2,6 mil millones USD), a cambio de la cancelación progresiva de los intereses atrasados (8,5 mil millones USD).

Italia, cuarto acreedor después de Francia, España y Japón, con una deuda de 507 millones USD aproximadamente, desarrolló un papel importante en la finalización de las negociaciones ofreciendo la disponibilidad, junto a los otros 3 países, para la conversión de una parte de los atrasos, en proyectos de desarrollo, a concordar de manera bilateral.

Conversión en ayuda para el desarrollo

En respuesta a la demanda de La Habana de esfuerzos adicionales por parte de los acreedores principales, ha sido acordado el swap de los atrasos de nuestro crédito de ayuda, además de la cuota de conversión de los créditos comerciales por parte de SACE-CDP.

En julio de 2016, el entonces Viceministro de Asuntos Exteriores y de la Cooperación Internacional Mario Giro firmó el Acuerdo para la conversión de la deuda en Ayuda Pública al Desarrollo (APS).
El acuerdo establece:
1. la conversión de la totalidad de los atrasos del crédito de ayuda (unos 13,4 millones de euros) en proyectos de desarrollo humano y socio-económico sostenible de Cuba, a través de la creación de un Fondo de Contravalor en moneda local.
2. La progresiva cancelación de todos los intereses atrasados (5,8 millones de euros, aproximadamente)

Los sectores de referencia para estos recursos son aquellos dirigidos al desarrollo humano y socio-económico sostenible, en sinergia con los 3 sectores temáticos prioritarios de la Cooperación Italiana en Cuba: cultura y salvaguardia del patrimonio, desarrollo rural sostenible y cadenas agro-alimentarias y desarrollo económico local.

Estado de avance

A partir del 2017 se realizan, con frecuencia bianual, las reuniones del Comité Binacional Cuba-Italia, encargado de gestionar los Fondos de Contravalor establecidos por los Acuerdos bilaterales sobre el tratamiento de la deuda. Las reuniones son únicamente presididas por la Viceministra de Comercio Exterior y las Inversiones Extranjeras (MINCEX) Ileana Nuñez, y por el Embajador italiano en Cuba Andrea Ferrari.

Durante la primera reunión, efectuada en mayo de 2017, el Comité Binacional aprobó las regulaciones internas y estableció los mecanismos de acceso a los Fondos de Contravalor y los criterios para la definición de los proyectos elegibles por el Comité. En particular, según lo establecido en los acuerdos sobre el tratamiento de la deuda, los recursos del Fondo de Contravalor (en la parte de cooperación) podrán ser destinados a subvencionar – en moneda local – componentes de gasto a efectuar en Cuba de los proyectos de desarrollo aprobados en las distintas sesiones del Comité.

Durante la segunda reunión, en marzo 2018, el Comité aprobó el primer proyecto a financiar con los recursos del Fondo de Contravalor. La iniciativa apunta a la recuperación de la escuela “Vilaboy” en La Habana Vieja, y se inserta en un proyecto más amplio de recuperación integral del centro histórico de La Habana. Durante la reunión también se aprobó el modulo a utilizar para la futura presentación de propuestas de proyectos, y se decidió extender la admisibilidad de las propuestas a las iniciativas ejecutadas por actores italianos, estatales o no, con fondos de la Cooperación italiana o de otros donantes, incluso la Unión Europea.

La tercera reunión del Comité Binacional será en diciembre de 2018.