Perfil y objetivos

Perfil y objetivos

Para Italia, la Cooperación para el desarrollo constituye una parte integrante y calificativa de su política exteriorLa estructura institucional actual de la Cooperación italiana es el resultado de una profunda restructuración iniciada con la Ley 125/2014, con la cual fueron creadas dos nuevas dependencias adjuntas al MAECI (Ministerio de Asuntos Exteriores y de la Cooperación Internacional: la Agencia Italiana de Cooperación para el Desarrollo (AICS) y la Cassa Depositi e Prestiti (CDP). Además de la creación de la Agencia Italiana de Cooperación para el Desarrollo, la ley 125/2014 contribuyó a la renovación del Sistema Italia al hacerlo más dinámico, gracias también a la inclusión de nuevos actores del non profit y del sector privado. Los entes reconocidos por el Sistema Italia son múltiples: administraciones estatales, universidades, entes públicos, regiones, provincias autónomas y entes locales, organizaciones de la sociedad civil (entre estas las ONGs, asociaciones, comercio justo, diásporas), y en fin, entes del sector privado que cumplan las características establecidas y se adhieran a los estándares sobre la responsabilidad social y sobre el impacto ambiental, además de las normas sobre los derechos humanos para los asuntos internacionales. Según el principio de subsidiariedad, la Cooperación italiana promueve el vínculo entre actores públicos y privados cuando las competencias técnicas propias constituyan una ayuda calificada para la mejor realización de las intervenciones.

La sede AICS de La Habana valoriza esos elementos de fuerza y tipicidad del Sistema Italia, que señalan explícitamente la finalidad de la Cooperación italiana y que encuentran su fundamento en los principios innovadores de la Ley 125/2014. Estas están dirigidas a revitalizar en su mayoría a: las autonomías locales y las alianzas territoriales para promover interrelaciones y fortalecer procesos de intercambio y transferencia de conocimientos en apoyo al proceso de descentralización para favorecer un desarrollo local inclusivo y sostenible; la investigación, el know-how y la innovación tecnológica como instrumentos cruciales para consolidar un crecimiento sostenible mediante modelos de desarrollo apropiados; una economía creativa, inclusiva y sostenible para aprovechar las capacidades y las potencialidades otorgadas por la cultura de manera general, como fuente de crecimiento y ocupación. Es de interés común adoptar un acercamiento estratégico, integrado e innovador que sea el resultado de la integración de las experiencias positivas realizadas por la Cooperación italiana, con el objetivo de superar la clásica concepción de proyecto como respuesta eficaz a la fragmentación y dispersión de la ayuda. Por este motivo, las iniciativas se realizan en coordinación estrecha y coordinada en los diversos sectores de intervención para garantizar la máxima eficacia y complementariedad.

Los objetivos definitivos de la cooperación al desarrollo están descritos en los primeros artículos de la ley: erradicación de la pobreza, reducción de las desigualdades, promoción de los derechos humanos y de la igualdad de género, respaldo a la democracia liberal y al establecimiento del estado de derecho. En otras palabras, desarrollo no es solo enmarcado como “agenda económica” sino un programa de promoción humana.

La ley 125 indica los objetivos de la cooperación, que incluyen la erradicación de la pobreza, la reducción de las desigualdades, la protección de los derechos civiles y la dignidad personal, incluso la igualdad de género e igualdad de oportunidades, así como la prevención de conflictos y el soporte a los procesos de paz. La Agencia tiene que adoptar un documento trienal de planificación y orientación de políticas de cooperación y desarrollo, que tiene que ser aprobado por el Gobierno italiano dentro del 31 de Marzo, cada año.

Desde que la cooperación internacional fue definida como “una parte integral y calificativa de la política exterior”, es responsabilidad del Vice-Ministro supervisar el funcionamiento de este sistema unitario y coherente, asistido por la Dirección General de la Cooperación al Desarrollo. La ley 125 asigna el papel de “Banco Italiano para el Desarrollo” a Cassa Depositi e Prestiti, cuya experiencia y red de alianzas y relaciones con instituciones financieras internacionales son capaces de proveer un empuje importante a la cooperación italiana.

Canales de cooperación

a través de contribuciones al presupuesto general de las organizaciones, la financiación de iniciativas promovidas e implementadas por las mismas organizaciones o la financiación de iniciativas promovidas por Italia y confiadas a las organizaciones

a través de proyectos, programas e iniciativas de donaciones, financiados por Italia en su totalidad o en parte, implementadas a través de la AICS. Deben responder a una solicitud específica del país socio, de acuerdo con principios de plena apropiación y participación. Alternativamente, también se puede desarrollar a través de contribuciones financieras directas al presupuesto público del país socio

son intervenciones de emergencia humanitaria, dirigidas al rescate y asistencia de las poblaciones y al rápido restablecimiento de las condiciones para la recuperación de los procesos de desarrollo. Son deliberadas por el Ministro (MAECI) o por el Viceministro, ejecutadas por AICS, con sujetos que tienen experiencia específica y que operan in situ y pueden tener carácter bilateral o multilateral.

el Ministro de Asuntos Exteriores es responsable de las relaciones con la UE con respecto a los instrumentos financieros europeos, y al Fondo Europeo de Desarrollo. AICS también lleva a cabo actividades técnico-operativas relacionadas con la investigación preliminar, formulación, financiamiento, gestión y control de iniciativas de cooperación

participan las ONGs, organizaciones sin fines de lucro, organizaciones de comercio justo, finanza ética y microcrédito, comunidades de inmigrantes, empresas cooperativas y sociales, organizaciones sindicales de trabajadores y empresarios, fundaciones, organizaciones voluntarias, promoción social, organizaciones a cargo del estatus consultivo del ECOSOC. La convocatoria es emitida anualmente: pueden acceder solo las organizaciones registradas en una lista. Las iniciativas son controladas y monitoreadas por AICS central.

son créditos otorgados a empresas italianas para el establecimiento de empresas conjuntas en países socios. Créditos preferenciales son otorgados a inversores públicos o privados y organizaciones internacionales con el fin de financiar empresas mixtas o proporcionar formas de facilitación para producir el desarrollo de los países socios. También fue establecido un fondo de garantía para créditos, financiado por el fondo rotatorio según el art. 8 de la ley 125.

regiones, provincias autónomas, autoridades locales, universidades. Son disciplinadas por la ley 125/2014 y la convocatoria pública es emitida anualmente.