Colombia • iniciativas

Entre las principales actividades desarrolladas se encuentran las relativas a la identificación y formulación de proyectos. Entre los más importantes destacan:

  1. Alianzas público-privadas para la consolidación de la paz a través del fortalecimiento de la comercialización y los servicios primarios a favor del sector agrícola colombiano:

La acción se desarrolla en 3 departamentos del país y contribuye a reforzar estrategias, metodologías e instrumentos para la producción y la comercialización de 4 cadenas productivas consideradas estratégicas para el campo colombiano. Dichas acciones se evidencian en la actualización tecnológica de los procesos productivos y de transformación, en la implementación de cadenas productivas sostenibles y en el desarrollo de alianzas público-privadas sobre todo con empresas italianas, y en el enfoque sobre el cual integrar las competencias del Ministerio de Agricultura colombiano (PROYECTO EN FORMULACIÓN)

  1. Agricultura y turismo sostenible para la consolidación de la paz en Colombia: El proyecto propuesto se enfoca en un programa de formación basado en la transferencia tecnológica y en los sistemas innovadores en la producción y comercialización de algunos productos típicos de la tradición agrícola colombiana, como son: el café, las hortalizas y la fruta procesada; así como en la definición de una oferta de turismo ecológico en ámbito rural, que centrada en la evolución más reciente del mercado turístico internacional. (PROYECTO EN ESPERA DE SER EXAMINADO POR EL COMITÉ CONJUNTO)
  1. Proyecto de reinserción de los ex combatientes  en el departamento del Guaviare: Durante el 2017 iniciaron formalmente las conversaciones entre la empresa italiana Poligrow y el alto consejero para el postconflicto Rafael Pardo, luego de la fuerte petición de apoyo solicitada por el gobierno, para la reinserción  de un número importante de ex guerrilleros de las FARC, reunidos en la zona de concentración  en el municipio de San José del Guaviare (zona cercana al municipio de Mapiripan, donde opera la empresa italiana). El proyecto prevé que 60 beneficiarios entre ex-guerrilleros y víctimas locales del conflicto se puedan insertar en la estructura productiva Poligrow que hasta el momento emplea alrededor de 600 personas entre técnicos y trabajadores, muchos de los cuales son ex-guerrilleros desplazados pertenecientes a FARC, ELN y AUC. Con esta finalidad, fue creado un buró de coordinación ad hoc para el proyecto integrado por AICS, FAO, CISP, Poligrow y CNR

Además, la AICS participa en varias mesas de coordinación, entre ellos:

  • Fondo de la Unión Europea para el post-conflicto, destinado al desarrollo rural en las zonas prioritarias afectadas por el conflicto. El fondo fiduciario, en forma de donación, movilizó 95 millones de dólares. La Comisión contribuye con 70 millones de euro, mientras varios Estados miembros se han comprometido a depositar 3 millones cada uno: de los cuales hasta el momento solo Alemania, Italia y Países Bajos ingresaron el importe completo. Sin embargo, hay que recalcar que España y Francia, aunque ya depositaron la mitad del monto, han cofinanciado programas en el marco del Fondo que les fueron asignados en ejecución a través del mecanismo de la cooperación delegada. Hasta el momento, Italia ha contado con la aprobación, en el marco del Fondo, de un proyecto del consorcio CISP/COOPERMONDO en el sector agrícola por un valor de 3 millones de euro (igual a la contribución depositada) y espera poder lograr obtener la financiación de una segunda iniciativa durante este año.
  • El Grupo de Países Cooperantes, GRUC nace en 2010 gracias a la iniciativa del presidente Juan Manuel Santos y reúne a las principales agencias de cooperación internacional, el sistema de las Naciones Unidas, los bancos multilaterales y las misiones diplomáticas en Colombia. La misión del GRUC es la de garantizar en Colombia una cooperación internacional coordinada, unida, informada y activa en su dialogo con el gobierno del país, la sociedad civil colombiana y el sector privado. Desde inicios de 2018, Italia integra oficialmente el grupo de países cooperantes gracias a la gestión realizada por la embajada italiana en Bogotá y la oficina de la AICS. Además de Italia, forman parte del grupo la Unión Europea (a la cual fue asignada la presidencia para el 2018), Suecia, Reino Unido, Alemania, Australia, Bélgica, el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Canadá, Corea del Sur, la Corporación Andina de Fomento (CAF), Dinamarca, España, Estados Unidos, Francia, Japón (ingresados este año), la Organización de los Estados Americanos (OEA), Noruega, la ONU, Países Bajos, Suiza y la Dirección General para la Protección Civil y las Operaciones de Ayuda Humanitaria Europea (ECHO/UE). La primera reunión en la que Italia estuvo involucrada se realizó el pasado 7 de marzo. En la reunión de alto nivel, además de los embajadores y los directores de las agencias multilaterales, participaron el Sr. Rodrigo Rivera, Alto Comisario para la paz del Gobierno Colombiano, el Sr. Jean Arnault, Jefe de la Misión de la ONU, el Sr. Eamon Gilmore, Enviado Especial de la UE para el post-conflicto y el Sr. Martín Santiago, Coordinador Residente para Colombia de la ONU. Italia participa también como estado miembro en dos subgrupos creados en el marco de este espacio: el subgrupo para el desarrollo rural y el subgrupo para los derechos de las mujeres.
  • Apoyo a los equipos de negociación entre ELN y el Gobierno Colombiano (Grupo GPAAC): a fines de 2016, Italia, Suiza, Países Bajos, Alemania y Suecia integraron el Grupo de apoyo, acompañamiento y cooperación en el equipo de negociación de Quito (GPAAC) con el objetivo de disponer de recursos de cooperación internacional para financiar, con criterios de transparencia y flexibilidad, los gastos relacionados con el desarrollo de las mesas de negociación entre ELN y el Gobierno Colombiano. Los recursos destinados al fondo ascienden a 1.3 millones de euro, de los cuales 350.000 euros serán fondos del decreto misiones del gobierno italiano para 2018, contribución ya disponible para la UNDP, operador administrativo del fondo.

Además, la oficina AICS coordina y realiza el monitoreo de los fondos del Ministerio de Asuntos Exteriores Italiano destinados a desminar. Específicamente, el compromiso italiano en la desactivación de minas se define en contribuciones anuales a la actividad de la Organización de los Estados Americanos (75,000 euros para el 2018, para una iniciativa de atención psico-social y reinserción de víctimas) y una contribución al Servicio de las Naciones Unidas de Actividades relativas a las Minas (UNMAS) a favor de la Dirección General de las minas antipersonales en Colombia (200,000 euros para el 2017 y 300,000 euros para el 2018). Esta última contribución se despliega en los territorios a través de la ONG italiana Perigeo.